coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


Responsum de Parsifal de los Andes

Responsum de Parsifal de los Andes

 

Crepúsculo en Persépolis

Crepúsculo en Persépolis

¡Oh noble camarada y compañero!
– ¡Oh Coterráneo!…

– ¿Quien diría que tras tantos traspiés volveríamos a nacer juntos? Hermanados en el espíritu y hasta en la enfermedad. El monte Ararat, el trono de Ciro, la tumba de Hafez y Hagia Sophia contemplaron como, cual retoños, nacíamos del dolor y de la muerte hacia un nuevo y eterno amanecer…  Allí, donde Europa cedió al enemigo turco y donde el Cristianismo derribó a Marte y a Wotan, allí renacimos, en la cuna de aquello por cuanto habíamos luchado…

Asia y Europa, separadas por un débil estrecho inmortal, que siempre marcará donde nace la civilización e inicia la barbarie, allí fuimos hermanos, hermanos y amigos, camaradas, padre e hijo, hijo y padre, porque tu experiencia me ayudó a mi renacer y mi juventud te ayudó a transformarte… Hoy soy lo que soy gracias a tí, eres lo que eres gracias a mí.

Y diran tantas lenguas viperinas que allí pasaron dos ecuatorianos, donde Zarathustra iluminó al mundo con su sabiduría y donde los dioses de nuestros antepasados fueron sepultados por dos credos orientales salidos de l a boca de nuestros más accérrimos enemigos; contra quienes vertimos tanta bilis, tanta sangre y tanto esfuerzo…

El cosmos entero gira alrededor de nuestro Sol Negro, desde donde irradiamos la luz hacia nuestro interior, y cual Fénix, estamos en constante devenir hasta superar la rueda del destino que nos llevó a la mas grande derrota de nuestras vidas…

Porque fuimos derrotados, derrotados por los Angeles del Señor Uno, en un campo de flores sedientas de luz imperecedera. Ya diría Horacio : “Carpe Diem”…

Fuimos acusados por la inquisición anímica de estrafalarios, estafadores, depravados, drogadictos, racistas, malditos, de ¡HEREJES!… Pero así seremos por siempre, herejes en un tiempo de parias, parias en un tiempo de imbéciles, pero nuestra luz jamás se acabará.

Somos Hermanos, amigos, camaradas
¡SOMOS COTERRANEOS!

¡Ave A Nuestro Espíritu!

 

 

–  Y Yo respondo -con César-:

¡Alea jacta est!


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: