coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


El esclavo

El esclavo 

El timorato no sabía actuar sin dueño. “¿Qué deseas al morir?” pregúntole su amo, el Emperador Constantino, luego de fustigarlo con cien azotes. Aquel respondiole: “Oh señor, desearía que en el más allá, donde quiera que mi espíritu fuese, se trasmutase usted en mi eterno patrón, para servirle eternamente, que yo temo a la libertad”. “¡Cristo te bendiga, fiel siervo, humilde vasallo del Señor glorioso, amo del Cielo y de la Tierra, que castiga la desobediencia de quien no le teme!”, respondió el altivo romano desde su reluciente trono de oro.

Por Sofía Tudela Gastañeta.

2 comentarios so far
Deja un comentario

La libertad total como virtud Superior es algo que solo lo pueden alcanzar pocos!

Comentario por sae

La libertad total como virtud Superior es algo que solo lo pueden alcanzar pocos y otros prefieren ser ciervos, ocultarse, huir xq tienen miedo de dar un salto al abismo x miedo a perder lo q mas aman que es su vida terrenal, no conocen nada mas alla de eso.

Comentario por sae




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: