coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


Historia Secreta del Ecuador. HISTORIA SECRETA DE AMÉRICA -14-.

Lectores todos:

Comparto con ustedes este artículo publicado en el último número de la revista Barranco.

Pueden suscribirse en este link: http://www.barrancoaddiction.com/  y revisar su contenido en la versión digital de la misma en este otro: http://issuu.com/jgggo/docs/barranco4

Historia Secreta del Ecuador 

Por Francisco Núñez Proaño.

 

Fotografía de Gabriel González.

Tres casos:

Su manera de ser era bien densa; lucía como una gran señora, o como una “ñapanga” cualquiera; bailaba con igual perfección el minuet o la “cachuca” (el cancán). Reclusa en un convento y secuestrada por un amante poco después.

Casada con un médico inglés a quien abandonó a penas se presentó la oportunidad, conocida por liberada sexual y por tener bien puesta los pantalones. Lesbiana, zoofílica y orgiástica, no solo heroína y prócer sino precursora de los movimientos GLBT…“la loca” le decían algunos: “Hay que saber que ella nunca se separaba de una joven esclava… Ella era la sombra de su ama; tal vez también… la amante de su ama” A quien aduzco no es ni más ni menos, que la “Libertadora del Libertador”: Manuelita Sáenz…

Mujer activa, metódica y apasionada; se enseñoreó como la preferida del pana Simón, “la amante tutelar”, cuidaba del Libertador en cada acción política que realizaba. Llegó a enloquecer por Bolívar, en una ocasión lo arañó brutalmente por un arete encontrado en su lecho. Entre las hazañas de la coronel recordamos una espectacular bacanal en el salto del Tequendama, “él o ella” supo batirse sola con hombres de Estado y de armas (entre ellos el almirante Illingwonrth), borracha hasta el extremo casi muere por el exceso y la exacerbación de sus sentidos: Manuelita al filo del barranco, “de pie… haciendo gestos muy peligrosos… el doctor Cheyne comprendió el peligro que corría esta loca y bebida mujer, se prendió a un árbol mientras enrollaba a su brazo izquierdo las largas y magnificas trenzas de la imprudente que parecía resuelta a saltar al vacío”.

Bolívar en una ocasión despachó a su querida Manuelita al Ecuador, quien al desembarcar en Guayaquil partió hacia Quito acompañada de una escolta de 4 granaderos escogidos por ella misma, entre los mejores parecidos del escuadrón; marcharon en jornadas cortas, “sin otra sirvienta que su mulata y en cinco días llegó a su ciudad natal. Una indiscreción del brigadier hizo que se conocieran los incidentes eróticos del camino”. Entonces, Bolívar le pidió que se fuera con su marido. “Ella adoraba los animales y era dueña de un osezno…Una mañana hice una visita a Manuelita y como no se había levantado todavía, tuve que entrar a la alcoba y vi una escena aterradora, el oso estaba tendido sobre su ama, con sus horribles garras posadas en sus senos”…“Vea Ud., decía Manuelita, mostrándome sus pechos, no estoy herida”. Se dijo de ella: “es un amigo seguro, pero una amante infiel”.  Su vida fue excéntrica… “Nunca intentó esconder la ligereza de sus actos; éramos sus confesores y la adorábamos. Bolívar la idolatraba y la celaba al exceso.” Le debemos a Jean Baptiste Boussingault estas citas.

El historiador colombiano Isidoro Medina afirma que “el Libertador” era maníaco depresivo con tendencias genocidas. Veamos uno de los más tétricos episodios protagonizado por Bolívar, donde no mostró piedad alguna: “El primero de febrero de 1814, el realista Boves tomó rumbo a Caracas con su caballería…El patriota Campo Elías intenta detenerlos en La Puerta… es derrotado. Bolívar, al ser informado de este acontecimiento, concentra sus tropas en Valencia… Entonces, en La Guaira, llena de prisioneros y pocas tropas, decide que el único camino es el fusilamiento, incluido el de los enfermos. Arismendi, aterrorizado por la magnitud de la masacre que se iba a perpetrar a instancias de Bolívar, amenaza con no cumplir la orden, pero el Libertador insiste en que todos deben ser fusilados, sin perdón para nadie.” Nos da él mismo testimonio de sus humores en su última carta al general Flores, primer presidente del Ecuador: “V. sabe que yo he mandado 20 años y de ellos no he sacado más que pocos resultados ciertos. La América es ingobernable para nosotros. 2°. El que sirve una revolución ara en el mar. 3°. La única cosa que se puede hacer en América es emigrar. 4°. Este país caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada, para después pasar a tiranuelos casi imperceptibles, de todos los colores y razas. 5°. Devorados por todos los crímenes y extinguidos por la ferocidad, los europeos no se dignarán conquistarnos. 6°. Sí fuera posible que una parte del mundo volviera al caos primitivo, este sería el último período de la América.” Y Daniel O’ Leary, su edecán nos describe sus síntomas bipolares: “Su aspecto, cuando estaba de buen humor, era apacible, pero terrible cuando irritado: el cambio era increíble”.

Las relaciones del Ecuador con las potencias del Eje, sobre todo con la Alemania Nacionalsocialista fueron más que amistosas, desde un primer momento. Tal es así que durante el gobierno de Federico Páez en un acto casi insólito en el mundo, la Cancillería ecuatoriana -la única en América-  presidiendo la Asamblea y Consejo de la Sociedad de Naciones se negó a promover sanciones contra Alemania  por el quebrantamiento del “Dictado” de Versalles y finalmente dejó descabezado el consejo al no asistir más a las sesiones en Ginebra, de igual “sorprendente” manera reconoce y avala la invasión de Etiopía por parte de la Italia fascista, apoyando formalmente al gobierno italiano en este hecho. El Führer lo corrobora: “Serán mis sinceros esfuerzos de mantener y estrechar las relaciones entre nuestros países”. Adolf Hitler se refería así en una carta a José María Velasco Ibarra, de noviembre de 1934.

¿Manuelita Sáenz sexópata? ¿Bolívar bipolar y genocida?  ¿El Ecuador apoyó a los nazis y a los fascistas? Difícil de asimilarlo para los acostumbrados a una historia que más se asemeja a una historieta que a la realidad: personajes endiosados e idolatrados más por clubes de fans que por críticos; mitos afianzados en el poder, el miedo y la ignorancia o en la falsa ilustración… tal es el sustento de la historia oficial que a su vez sustenta el mito de la sociedad actual. Lo esencial de la historia y de sus procesos se pierden en los oropeles de los textos de colegio donde enseñan de héroes que no existieron y de una historia escrita para el gusto de los vencedores. Una revisión y una resistencia a las tesis históricas tradicionales se hacen necesarias para una comprensión plena de lo que somos. La historia oficial nos envenenó con falsos conceptos que se prestaron a todas las interpretaciones y que solo sirvieron a los dueños del poder, esta es el instrumento del poder: “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”. (George Orwell).

 


9 comentarios so far
Deja un comentario

Bien! Felicitaciones

Comentario por Sáe Núñez

gracias… muy informativo.

Comentario por andybortrex

[…] con ustedes la traducción de este artículo “Historia Secreta del Ecuador”  publicado en el la revista Barranco número […]

Pingback por Secret History of Ecuador « coterraneus – el blog de Francisco Núñez Proaño

No son ustedes los únicos que sufren gordas mentiras convertidas en verdades oficiales. En España ocurre prácticamente lo mismo.

Unos enlaces ilustrativos
http://www.piomoa.es/?p=63

http://www.intereconomia.com/blog/presente-y-pasado/protestantismo-iv-y-democracia-%E2%80%9C-collares%E2%80%9D-otro-embuste-antifranquista-eta-gl

Saludos trasatlánticos

Comentario por Catlo

Estimado Catlo:

Muchas gracias por su mensaje. Revisar las “verdades históricas” es un deber de la hora, donde nos encontremos. Y más quienes como hispanoamericanos y epañoles compartimos un pasado y por tanto un destino común. Los mensajes antes de ser publicados por primera vez son aprobados, por eso no había aparecido aún el suyo, estaba esperando mi aprobación.

Saludos ecuatoriales,

Francisco Núñez Proaño

Comentario por coterraneus

Muchas gracias por su aclaración.

Comentario por Catlo

Parece terrible enterarse de las crudas verdades de nuestro país… qusiera saber … ¿cuáles fueron tus fuentes de información… eres historiador?

Comentario por David Ricardo González Burneo

Soy historiador. Las fuentes del artículo se mencionan en el mismo, sin la rigurosidad académica debida, dada la naturaleza de la publicación donde apareció este, como es obvio. En lo relativo a las relaciones del Ecuador con la Alemania Nazi, el archivo de la cancillería guarda una nutrida selección de documentos al respecto. Pronto se viene la aparición de un libro al respecto de mi autoría. Saludos.

Comentario por coterraneus

la historia siempre tarda en saberse, antes la gente creia que Maria Antonieta dijo la frase Que coman pasteles, luego se supo que fue una mentira mas de la revolucion,

Comentario por Sebastian




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: