coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


El sonido de la luna

El sonido de la luna

“Alejandro decía que en dos cosas conocía no ser dios: en el sueño y en los empujes de los sentidos.”

– Juan Montalvo

Hace algunas horas me despertó la luna. Su luz… extrañamente incontenible atravesó mi pesada y oscura cortina –hecha especialmente para impedir el ingreso de luz-, fue casi como un rayo de sol (!)… no comprendía que era y tuve que observar a través de la ventana para saber… allí  la luna rodeada de un halo nuboso; serena, desafiante y casi insolente… perfectamente orientada hacia mi rostro (llena o en cuarto creciente no lo supe ni me importó, simplemente me admiró que la luna hubiera podido despertarme). Me percaté entonces que aún era de madrugada, vi mi reloj y lo corroboré… esa fría, blanca y extrañamente luminosa luna me había despertado por primera vez en la vida –para mi molestia-. Son los momentos de la existencia en donde todo se reduce a la materia, ninguna consideración metafísica, ninguna sensación del alma, ninguna intuición espiritual; ninguna reflexión sobre el pasado, ninguna esperanza en el futuro… simplemente desasosiego, nada más que arrebato… entonces mirar como un fisgón nuevamente a esa única luna, como para asegurarme que esta me había despertado…

La cama otra vez y a dormir, entregarme al placer del sueño, uno de los más grandes de mi vida… y de la nada, de pronto: ¡La luna de nuevo! Pero no era  su luz… ahora, en aquel momento mejor dicho, fue su sonido… ¡Sí! Su sonido… un sonido de baja frecuencia que atravesaba la atmósfera, el vidrio, la tela y mi tímpano… el mismo sonido que queda retumbando en el fondo de los nervios auditivos cuando la música estruendosa ha ultrajado por horas tus oídos, parecido al rozar de un dedo contra el filo mojado de una copa, solo que por siempre sin contención… los sonidos del cosmos (no la música), sin el goce de los coros celestiales, simplemente ruido… ruido molesto que impide soñar, ruido que debe de ser imperecedero y que a veces podemos escucharlo para escarnio de la existencia.  Todo reducido a la materia (funciones cerebrales y procesos químicos dentro de mi cuerpo).

Finalmente el sueño venció a la luz y al sonido y dormí y soñé. Y en esta mañana dominical en plena conciencia y uso de razón, vinieron entonces las consideraciones supra humanas: El sol no produce sonido, en su gloriosa soberanía es apaciblemente silente. Su luz no despierta, sino que da vida. Su acción se da sin que haga nada, sin siquiera moverse de su sitio. El sol es y no pretende, brilla con luz propia y no refleja, abre sus rayos a los hombres y fijo en el arco celeste provee de eterna llama que aviva a los espíritus.

Pero hoy es tiempo de la luna, casi que con permiso del sol. Y alguien, alguna vez, en algún lugar me dijo que también se puede llegar al sol por medio de la luna, más lentamente, con menor perfección, pero se llega al fin.

¿El futuro nos pertenece? Aquel que renuncia a todo vence al mundo.

 

Por Francisco Núñez Proaño    


2 comentarios so far
Deja un comentario

Querido Coterraneus, ha sido un inmenso placer esta lectura(como todas las demás),pero esta en particular coincide con una eterna inquietud que poseo,los llamados de esa misma luna me han dominado en ciertas ocasiones, en que las revelaciones no se anuncian,pero que sabemos están por llegar, por tocar la puerta!!!es por eso que coincido contigo en esta inquietud del llamado de los astros,se que no son de manera fortuita o una coincidencia!!!!!ese sonido es un llamado y tu lo sabes!!!al final debemos renunciar a todo!!!!

Venus.

Comentario por Venus

La luz de la luna se da gracias al reflejo de la luz solar, como a cualquier hombre ella lo seduce a uno hasta lo hace sentir una pasión vana y tramposa. La luna se mueve, inquieta e intenta hacer sentir su presencia (se esfuerza)…mientras que el sol solo hace sentir su presencia…Él solo sabe, Él solo lo hace.

Comentario por Sáe Núñez




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: