coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


Un documento para la historia.

Manuel Inocencio Parrales Guale, Cacique principal y Gobernador del Pueblo de San Lorenzo de Jipijapa

“Pide providencia

Dn. Manuel Inocencio Parrales Guale, Cacique principal y Gobernador del Pueblo de San Lorenzo de Jipijapa, en la jurisdicción de la ciudad de Guayaquil, por mi propio dro. (derecho) sin intervención de la Protectoría, parece ante V.A. en la mejor vía y forma y Digo: que es imponderable el indefenso tesón y amor con que he servido a V.C.R.P. (Vuestra Católica Real Persona) pues perdonando al sueño, he vivido desvelado en mirar por sus Rs. (Reales) intereses, y de los individuos de la basta jurisdicción de mi Pueblo, a cuya consecuencia en obsequio de ellos, y deseoso de libertarlos de unos derechos con que los oprimían con erogación de gruesas cantidades, tuve por medio oportuno seguir mi ruta, y peregrinación, exponiendo mi persona a varios riesgos en tan dilatada estación, transitando diversos aires y climas, y elevar mi causa hasta presentarla al Trono, y besar los pies de mi amo el REY (mayúsculas en el original), para conseguir su Rl. Piedad. Estos poderosos estímulos de predilección hacia S.M. movieron a mi persona a presentarla con toda generosidad en la pasada Guerra, y servir con mucho honor, poniendo Guardas y Centinelas en los Puertos de aquel distrito para su custodia.

Hoy que habiendo llegado al referido mi Pueblo de Jipijapa a esta ciudad, en solicitud de varios asuntos pecualiares y privativos a mi empleo, he entendido la publicación de la declaración de la Guerra con la Potencia Inglesa, y la nuestra Española. Y contemplando a mi Augusto Soberano en este conflicto, siendo todo mi objeto servir a Dios y a S.R.P. con la mía,, y las de mis dos hijos Don. Manuel Antonio y Don José María, si fuere posible hasta derramar la última gota de nuestra Sangre, y rendir las vidas, la ofrezco esta y la de dichos mis hijos, protestando poner veinte y cinco hombres más de los sujetos Principales de aquel Lugar, uniformándolos, [aún en medio de mis cuitas y escaseces (sic) a que he quedado reducido con mi dilatado viaje a España en solicitud del alivio de mis compatriotas] a mi costa, y ministrándoles todos aquellos adminículos necesarios para su convoy a los tres Puertos de Sn. José, Callao y Salango, inmediatos a la Isla de la Plata, y del continente de dicho, mi Pueblo,…”[1]


[1] Archivo Nacional del Ecuador, Serie Milicias, Caja N°3, expediente 20, del 24 de enero de 1797.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: