coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


Las Medallas Conmemorativas de lo que Nunca Ocurrió
septiembre 18, 2012, 10:47 am
Filed under: Historia secreta América | Etiquetas: , , , , ,

Las Medallas Conmemorativas de lo que Nunca Ocurrió

Juan Pablo Aguilar Andrade

En 1739, la armada británica atacó la América española; en noviembre de ese año, el almirante Edward Vernon se apoderó sin mayores dificultades de Portobelo, en el istmo de Panamá y, alentado por el triunfo, preparó en Jamaica una flota de 186 barcos, más de 27.000 hombres y 2.000 cañones y la dirigió contra Cartagena de Indias. En esta ciudad le esperaba una guarnición de 3.600 hombres al mando del teniente general Blas de Lezo, quien contaba con apenas 6 barcos para la defensa.

Blas de Lezo nació en Pasajes (Guipúzcoa), el 3 de febrero de 1689. Marino desde los doce años, a los quince perdió la pierna izquierda en la batalla de Vélez-Málaga y dos años después, en 1706, el ojo izquierdo mientras defendía la fortaleza de Santa Catalina de Tolón; en 1714 su brazo derecho quedó inservible como consecuencia de un balazo de mosquete recibido durante el sitio de Barcelona.
En 1741, mientras la flota de Vernon se acercaba a Cartagena, Blas de Lezo ocupaba el cargo de Comandante General de la ciudad.
El 15 de marzo Vernon se ubicó frente a Cartagena y el 20 logró destruir las defensas exteriores de la ciudad y apoderarse de la isla Tierra Bomba. El 4 de abril, la armada británica entró en la bahía exterior de Cartagena y el almirante británico consideró que la victoria era suya y envió un barco correo a Londres, donde la noticia de la caída de la ciudad desató el júbilo; como parte de las celebraciones, se acuñaron varias medallas conmemorativas, dos de las cuales se reproducen aquí.
En la primera, un Blas de Lezo arrodillado entrega su espada a Vernon y la escena se explica con la siguiente frase: “El orgullo de España humillado por el almirante Vernon”.
En la segunda, la inscripción informa que  Vernon ha tomado Cartagena, y la imagen de la ciudad aparece como fondo del retrato del almirante.
Pero mientras en Londres circulaban las medallas, el asalto final a Cartagena resultó algo más complicado de lo que Vernon esperaba.
El fuerte de San Felipe era la última defensa española y Vernon ordenó atacarlo el 20 de abril. Durante la madrugada, las tropas británicas iniciaron avanzaron guiadas por dos supuestos desertores españoles, en realidad espías enviados por Blas de Lezo, que desaparecieron en medio de la oscuridad y dejaron a los atacantes desorientados y al alcance de del fuego español, que pudo diezmarlos sin mucho esfuerzo.
Los intentos de asaltar las murallas terminaron en fracaso; Blas de Lezo había hecho cavar fozos más profundos y las escaleras de los asaltantes quedaron cortas e inútles. Al amanecer, los defensores de la fortaleza lanzaron un ataque a la bayoneta y las tropas británicas huyeron en desbandada.
La flota británica permaneció en Cartagena todavía un mes más, hasta el 20 de mayo, cuando finalmente se retiró sin poder apoderarse de la ciudad, pese a las medallas que anunciaban lo contrario. El monarca británico prohibió que se mencione el fracaso de su armada, que perdió en el intento 18.000 hombres y 50 embarcaciones.
200 españoles murieron defendiendo Cartagena, entre ellos Blas de Lezo, que no pudo recuperarse de las heridas sufridas durante la batalla y falleció el 7 de septiembre de 1741.

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: