coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


El Caudillo: perfiles, signo y sino
noviembre 11, 2012, 1:13 am
Filed under: Filosofía, Metapolítica, Un ecuatoriano dijo | Etiquetas: , , , ,

El Caudillo: perfiles, signo y sino.

Francisco Solano López

Como la palabra caudillo ha sido mal llevada y mal traída, conviene verla con reposada consideración, sabiendo cómo fue entendida y lo que ella pesó en el ánimo y en el sentido de escritores e idiomas de antaño. El Diccionario de Autoridades –punto de arranque del rango y valor académicos en nuestra lengua- recibe del habla común y del valor léxico definitivo a la siguiente acepción de la voz Caudillo: “El que guía, manda y rige la gente de guerra, siendo su cabeza, y que como a tal todos le obedecen. Viene del Latino caput, y arrimándose más a su origen se llamaba antiguamente Cabdillo.”

La cauda va tras la cabeza de luz del cometa. El manto real, cauda del rey, la cauda cardenalicia, la cauda episcopal, la cauda canonical can tras la cabeza del rey, del cardenal, del epíscopo, del canónigo. Cuando niños estudiábamos Historia Sagrada y nos fascinaban aquellos caudillos de Yavé a quienes seguía la grey israelita: Moisés, David, Salomón, los Macabeos… Y cuando en la primera juventud estudiábamos Historia Universal, nos subyugaban, también estos casi misteriosos personajes de la Antigüedad Clásica,  de la Edad Media, del Renacimiento, de la Edad Moderna, que nos parecían capaces de mover al mundo sin otra palanca ni punto de apoyo alguno fuera de su irresistible mando. Qué seducción ejercía la historia del pueblo más racionalista que, comenzando por seguir a un tenientillo, acabó por seguir a un Emperador.

Pero tales personajes, desde Moisés hasta Napoleón –ruego al lector perdone la delimitación que, si bien estrecha, resulta claramente definitoria- ostentan el mismo perfil aun cuando las biografías de ellos sean distintas e irrepetibles. Son personajes que encarnan una situación histórica amplia y conmovida, la asumen, la soportan con toda su existencia, la encaminan a una finalidad concreta y…  luego sucumben bajo el peso de su obra. Un esfuerzo vital grandioso y misterioso les permite, sin duda alguna, ostentar un signo legible por las gentes del contorno que ve en ellos a un elegido, a un predestinado para lograr propósitos colectivos que, sin la fuerza creadora y realizadora de los caudillos, quedarían fugaces y pronto olvidados deseos.

La encarnación de un designio colectivo en la vida de un personaje singular, vuelve a dicho designio realizable, lo acrecienta y ennoblece, en tanto el aliento biográfico del caudillo haya sido animoso, fiel y leal. Cumplir la palabra empeñada es fidelidad. Dar la vida en cumplimiento de ella es la lealtad. El signo biográfico del caudillo se perfila y afirma en dos palabras: fidelidad y lealtad. Signo que la colectividad mira y mide; signo que el caudillo sobrelleva y padece; signo que es razón de vida y exaltación; signo que encamina al caudillo hacia su sino, signo que es guía y señal de la vida hacia la gloria y de la gloria hacia la muerte. Signo, en fin, que será obliterado por la tragedia, es decir por el sino. Y hay distintas formas de salir por la puerta de la tragedia, porque hay tragedias de angustia, de tristeza, de soledad, de amargura, de sangre… Estás últimas suelen ser de subida al altar donde lo profano se torna sagrado -de sacrum facere, de hacerse sagrado-, se hace sacrificio.

Dentro de este perfil, de este signo y sino, caben un caudillo y todos los caudillos, aunque sus vidas singulares vayan por alejadas rutas.

Gabriel Cevallos García


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: