coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


HOMBRES ENLOQUECIDOS POR EL DINERO
septiembre 4, 2014, 10:25 am
Filed under: Opinión, Política | Etiquetas:

Spengler dijo: “¿Quién hubiera pensado que las lecciones de la Historia y la educación política de un pueblo son una sola y misma cosa?”. Por su parte el economista e historiador ecuatoriano Wilson Miño Grijalva señala sobre el primer “boom” petrolero (década de 1970): “Este espejismo petrolero de bonanza permanente determinó un manejo apresurado de los nuevos recursos, que se gastaron o invirtieron de acuerdo a la presión inmediata del gasto que surgió de las inmensas necesidades, económicas y territoriales represadas durante años de atraso y subdesarrollo y, en donde, la imprevisión, el derroche, el clientelismo político y la corrupción no estuvieron ausentes… Fue la forma de actuar de un mendigo que se saca la lotería y comienza a derrochar el dinero a manos llenas sin tomar previsiones para el futuro incierto. Cuando se va terminando el dinero comienza a endeudarse, pensando que nuevamente se sacará la lotería… Fue un momento de locura compartida entre la banca internacional, el triunvirato militar con sus autoridades económicas, y las élites económicas del país…”. ¿Hemos vuelto a sacarnos la lotería? Parecería que fuera así ante el aparente crecimiento económico del país desde hace poco menos de una década, crecimiento que tiene su parangón histórico casa adentro con el “boom” bananero de la década de 1950 y el petrolero de la década de 1970. A ambas bonanzas económicas acompañadas de estabilidad política que duraron aproximadamente una década, ya sea a través de gobiernos electos en el primer caso que terminaron los períodos para los que fueron designados, o de dictaduras en el segundo, les siguieron enormes crisis de endeudamiento y quiebra del erario público, con toda la inestabilidad política, el drama social y humano que aquello conllevó, en el segundo caso extendiéndose casi tres décadas la caída. La historia es cíclica y las primeras señales del inicio del fin de este ciclo, de esta fiesta, se están dando con, por ejemplo, el financiamiento chino para el 2015 de por medio, ni hablar de la falta de efectivo para pagar proveedores desde hace casi cinco meses que mantiene el Estado, o la preocupación casi mortal de los altos funcionarios del Ministerio de Finanzas por lo que se avecina. Ellos lo saben, estamos en quiebra. Carlos Julio Arosemena Monroy lo entendió cuando siendo vicepresidente del cuarto velasquismo, al final del ciclo económico bananero, sentenció lapidariamente que el gobierno estaba controlado por “hombres enloquecidos por el dinero”. A la locura y la farra le sobrevivió el mendigo. La resaca del mendigo, sin ningún principio trascendente al cual aferrarse en épocas de vacas flacas, va a ser devastadora.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: