coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


El sentido trascendente de la propiedad

escudo_jijon

Intentar neutralizar la parte trascendente y perenne del hombre es uno de los peores errores de la modernidad, propio del ciclo disolutivo en el cual nos encontramos, en la rebelión del Quinto Estado, el paria de las sociedades; y en ese sentido se analiza toda reforma y todo cambio y toda caída. A propósito de la propiedad y su herencia, por ejemplo, se ha omitido la visión trascendente que de ella se tenía en las cosmovisiones tradicionales del planeta, reduciéndolo todo a lo toscamente económico.

Los romanos no concebían –de hecho estaba prohibido por ley, vender o incluso dividir la tierra de sus antepasados, allí moraban sus Manes, sus Lares y sus Penates, los dioses de sus antepasados, ¿cómo podrían deshacerse de ellos en una transacción comercial?

Joseph de Maistre en sus Veladas de San Petersburgo afirmaba:

«No habitáis con gusto sino en la casa que acabáis de comprar. Desde las leyes hasta la moda, todo se halla sometido á la infatigable rueda de nuestros cambios. Sin embargo,contemplad las naciones que cubren el globo; precisamente el sistema contrario es el que las ha conducido á la ilustración. El tenaz inglés os lo prueba: aun se glorían sus soberanos de llevar los títulos que recibieron de los Pontífices; la espada que tenían en su propia mano, marcha todavía delante de ellos el día de su consagración; por manera que nada habrá que cambiar en el porvenir.

Se lee en sus almanaques el nombre del confesor de la corte: tan difícil es separarla de sus antiguas instituciones. En fin, ¿qué pueblo la supera en fortaleza, en unidad,- en gloria nacional?

¿Queréis ser tan grandes, como sois poderosos? Seguid estos ejemplos; contradecid sin cesar ese espíritu de novedades y de cambios, hasta en las cosas más pequeñas; dejad que cuelguen en las paredes las ahumadas tapicerías de vuestros abuelos; cargad vuestras mesas con sus pesadas alhajas de plata. Decís: «mi padre ha muerto en esta casa; es menester que la venda.» ¡Anatema sobre este sofisma de insensibilidad! Decid al contrario: «ha muerto; no puedo, pues, venderla.» Colocad sobre la puerta vuestras armas de bronce, y que la décima generación pise todavía el suelo que ha visto pasar las cenizas de los ascendientes.

Dejad á un lado las planchas, los clavos y esa innoble pasta. Dios os ha hecho, señores, del hierro y del granito; usad de sus donativos, y no edifiquéis sino para la eternidad. Se buscan monumentos entre vosotros, y no se diría sino que los despreciáis.

Diréis acaso que sois jóvenes; pero pensad que las pirámides de Egipto fueron modernas. No hacéis nada en favor del tiempo; ¿qué queréis que haga el tiempo por vosotros?»

¿Redistribuir la riqueza entonces? Proudhon afirmaba que la propiedad es un robo. Históricamente en nuestro país podemos afirmar que lo es, de hecho es una sucesión de robos. Fue Bolívar quien inició la tradición –la Junta de Temporalidades por sus características específicas puede y debe ser obviada-, repartiendo entre sus amigos las propiedades de los vencidos, es decir del grueso de la población quitense que era realista, desde las tierras comunales indígenas y de las ciudades, pueblos y villas, hasta las haciendas de sus enemigos políticos. Después otros como Alfaro continuaron con la tradición, si se la puede llamar así, robando a los que habían robado casi un siglo antes. Hoy se quiere continuar con esa idea de redistribuir la riqueza, ¿redistribuirla entre quiénes? Por supuesto, como ha sido desde hace un par de siglos, redistribuirla entre los amigos del poder político del momento para también ser poder económico, cerrando la argolla y alargando el momento.

¿Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón?

Así son los ciclos de la historia, así de fríos y sencillos.

Nadie leyó a Maistre.

Simpliciter Francisco

]


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: