coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


TABULA RASA
julio 28, 2015, 10:17 pm
Filed under: Entropía, Exégesis, Francisco sin tierra, Metapolítica, Sigue tu corazón | Etiquetas:

TABULA RASA

tabula_rasa

Un año más transcurre, y con ello una serie de hechos y eventos de carácter mundial, regional y nacional nos hacen reafirmar con absoluta vehemencia de que el mundo y la civilización moderna ni siquiera sospecha de la magnitud de su decadencia; se ha llegado a un estado tal de cosas que lo ÚNICO que podemos avizorar con seguridad es su DESTRUCCIÓN TOTAL, para que se configure la conocida frase de borra y va de nuevo- Tabula Rasa.

Uno de los autores tradicionales más significativos del siglo pasado fue el francés René Guénón, quien en su célebre obra titulada “La Crisis del Mundo Moderno” cuya primera edición data de 1921, señalaba pormenorizadamente cada uno de los aspectos en los cuales radicaba la decadencia propia del mundo moderno.

En este sentido, vale hacer una aclaración respecto a lo que entendemos por mundo moderno, pues puede tomar cierta confusión y prestarse a equívocos. Cuando nos referimos al mundo moderno, y su respectiva crisis y decadencia, no lo hacemos respecto de la presente época, contemporánea si se quiere, o quizás a la de los últimos siglos. La modernidad representada no como algo temporal sino como un alejamiento del Principio, y representada en sentido amplio por el materialismo, ha estado latente desde miles de años atrás, desde los orígenes de la existencia del hombre, dos visiones han estado presentes en el mundo, la Tradicional y la Moderna.

A pesar de que en las sociedades o civilizaciones tradicionales existían ciertas corrientes modernas, éstas eran superadas por el espíritu de la Tradición, dicho de otro modo primaba la Tradición por sobre la modernidad.

Las distintas tradiciones existentes en el mundo hablan de edades o períodos en las que se desarrolla el ciclo del hombre (En la doctrina Hindú se conoce como Manvantara), así: un período o Edad de Oro correspondiente a las sociedades divinas, celestiales; una Edad de Plata; una Edad de Bronce, y una Edad de Hierro u Oscura (Los hindúes la conocen con el nombre de Kali-Yuga), período que estamos viviendo.

Guenon habla de los inicios del mundo Moderno (Edad Oscura) y se remonta hace seis mil años atrás, época en la que las civilizaciones comienzan a padecer de ciertos factores que van oscureciendo el camino a la verdad: la sabiduría la poseen unos pocos y ésta sabiduría no humana de a poco va perdiendo su esencia, el fuego originario comienza a debilitarse, sostiene.

Sin embargo, el citado autor francés señalaba de que a pesar de tener la edad oscura ya miles de años de existencia, surgían “enderezamientos” propiciados, como decía Julius Evola, por grandes movimientos transformadores de la faz del mundo, tendientes todos ellos a restablecer el orden tradicional. Salvo contadas excepciones, en los últimos siglos la regla general ha sido la prevalencia de la modernidad por sobre la Tradición, lo que nos hace pensar que la caída y decadencia del mundo Moderno tocará fondo, si es que ya no lo ha hecho.

No existe campo en el presente mundo cuya esencia no esté subvertida: la política, la economía, la ciencia, la religión, todas ellas responden a la naturaleza del hombre moderno, del hombre de la raza fugaz, el materialismo; sus fines no son otros que la búsqueda del ansiado “progreso”, la satisfacción de los placeres, el hedonismo.

Rechazamos cualquier intento enmascarado propiciado por miles de grupos que enarbolan la bandera del cambio de “sistema” sea político, económico, jurídico, etc. Estos siempre parten de una visión material, igualitaria, plebeya, baja de la vida, desconociendo cualquier otra realidad y principio superior. Vivimos pues, en palabras de nuestro autor, en los signos de los tiempos.

¿La destrucción de la civilización del mundo moderno será universal? Todo parece indicar que sí, dudamos que Oriente atraviese una crisis superficial como señalaba Guenón, y más bien avizoramos que el germen moderno arrastrará por completo a Oriente, aunque esto le tome un arduo trabajo, pues constituye, a perjuicio de algunos, el último baluarte de la Tradición.

En ningún momento pretendemos insinuar que la destrucción total del mundo moderno implique una atenuación o desaparición del espíritu Tradicional, ya que como bien lo señalaba Guenón éste es superior a la muerte., mientras que lo moderno es efímero. Ni siquiera el afirmar que en los actuales momentos la llama de la Tradición se haya apagado, pues ésta arde en las almas y espíritus de quienes luchamos, como decía Evola, desde todas las latitudes de la tierra, en una batalla sin precedentes, siendo sus portadores.

Quienes afirmamos la primacía del espíritu por sobre la materia, la Tradición por sobre la Modernidad, no podemos hacer mas que escoger entre 2 vías: la acción o la contemplación.

Corresponde pues, como vía válida para la trascendencia la Acción encaminada en los tiempos actuales ya no a la Creación sino a la Destrucción, la misma que dará lugar al nacimiento a una nueva civilización, bajo un nuevo período o edad (Edad Áurea). Para la segunda vía (contemplación) corresponde una profunda ascesis, sobreviviendo sin desfallecer, asumiendo siempre el hombre de la Tradición los valores tradicionales: honor, fidelidad, verdad. ¡NOSOTROS NO MORIREMOS!

Por el Castigo que te mereces



CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

seguimos-construyendo-la-destruccion-del-futuro

Casi todos ustedes son culpables, criminales y condenados por anticipado.

Lo que se llama humanidad no parece en modo alguno tomar el camino de la recuperación, de la rectificación hacia un modo de vida acorde a su propia naturaleza y a la Naturaleza, ni hablemos de un Orden superior.

Las facciones políticas, religiosas, intelectuales, democráticas de todos los colores, expulsan cada vez más el veneno de la irrealidad.

La subversión gangrena el mundo y se esparce por cada rincón del planeta donde habita lo que se ha llamado humanidad y entonces los hombres empezamos a meditar sobe el fin de este mundo, de este ciclo, de esta era.

Los que han matado, asesinado, robado, violado, secuestrado, abusado son los menos culpables. Robar, violar, secuestrar, matar a su padre, a su madre, a sus vecinos, exterminar millones y millones de seres humanos son crímenes, pero no pecados mortales para el Hombre que puede fácilmente recuperarse y soportar las peores sangrías.

Porque están los otros, la mayoría de ustedes, aquellos que se creen inocentes y que, en realidad, son los sepultureros de nuestra civilización.

Embrutecerse voluntariamente con sustancias de todo tipo, es decir alterar a propósito su salud y la de su descendencia, recargar el presupuesto de la Salud de los Estados, privar a la sociedad de un elemento sano y fatalmente procrear niños disminuidos, incluso tarados, que la comunidad sana deberá mantener y soportar a costa de la moral de los débiles, a título puramente oneroso, es un crimen inexpiable  que destruye irreversiblemente el potencial vital del Hombre.

El más abominable de los asesinos es  menos criminal  que el “buen hombre” (el burgués gentilhombre) débil física, mental y espiritualmente.

Aquellos embriagados de materia, de exceso consumista, que han infectado a sus propios hijos.

Aquellos -la multitud infinitamente finita- que han comido demasiado y que, desmejorando también y más todavía su capital genético, han sacrificado a sus genes con hijos obsesos o miopes, retardados o deficientes mentales, minusválidos o subnormales.

Aquellos que han subvertido a la juventud dándoles todo en abundancia, sin restricción, sin esfuerzo, sin preparación para los duros enfrentamientos con la vida, con el ahora y con lo que vendrá.

El más criminal de los hombres es aquel que ha dado a su vástago de dieciséis años la moto o el carro en el que soñaba y que no se merecía.

Aquellos que han oprimido a los trabajadores y los que han oprimido a los patronos.

Aquellos que han sido unos ricos egoístas.

Aquellos que han sido unos pobres impertinentes, sin abnegación y tan abusivos como los afortunados.

Aquellos que son inteligentes y que agudizan sus neuronas con fines subversivos.

Aquellos que no son inteligentes y que viven, beben, comen, votan, hablan y discurren como si fuesen inteligentes.

Aquellos que viven tan sólo en la medida del éxito o del fracaso, sin honor.

En resumen, ¿quieres conocer a uno de los peores criminales de todos los tiempos? Toma un espejo y apunta a tu rostro.

Esta granada mal hecha es un chapucero que va a estallar.

La Inteligencia Superior que gobierna al Cosmos sabe como arreglar estos crímenes: Tabula rasa, contigo y sin ti.

¡OM NAMAHA SHIVAYA!

Quino_Crisis_económica02



LA PROMETIDA DE HITLER EN QUITO

LA PROMETIDA DE HITLER EN QUITO

Pilar Primo de Rivera entrega como obsequio una espada toledana a Adolf Hitler en Berlín, durante su visita de 1938.

Pilar Primo de Rivera entrega como obsequio una espada toledana a Adolf Hitler en Berlín, durante su visita de 1938.

En 1938 Pilar Primo de Rivera y Sáenz de Heredia -hermana de José Antonio, fundador de la Falange Española-, visitó al Führer, Adolf Hitler (foto), dentro de un viaje de camaradería con la sección femenina del NSDAP, fue entonces que nació el proyecto matrimonial entre ambos a fin de fundar una dinastía fascista en Europa que devolviera a España al centro del Viejo Continente, como lo fuera en época del emperador Carlos V.

La idea surgió del intelectual y diplomático español Ernesto Giménez Caballero, introductor del fascismo a España y quien consideraba a Pilar como la candidata ideal para reunir a Alemania y a España nuevamente en un sólo poder, mediante el matrimonio con Adolf Hitler, debido a “su pureza de sangre y por su profunda fe católica, y por arrastras a la juvetud de España”. Queriendo como resucitar un Sacro Imperio para dominar a toda Europa.

Ernesto Giménez Caballero acude en 1941 a Alemania con la intención de realizar esta gestión. El plan de boda también fue secundado por Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco (el Cuñadísimo) y entusiasta germanófilo, además de Ministro de Asuntos Exteriores.

¿Y Pilar, qué pensaba de todo esto? Pilar, ya había conocido a Hitler durante su visita a Alemania en 1938, en plena Guerra Civil Española, entonces había surgido buena química. Sin embargo, como señala el historiador Wayne Bowen en “Pilar Primo de Rivera and the Axis Temptation,” ella “se tomó la idea seriamente pero la rechazó porque antepuso el valor de su vida privada y no se consideró con la valía adecuada para llevar a cabo esa misión”, según cuenta.

Tres años después de aquella visita, Giménez Caballero acude al ministro de propaganda alemán, Joseph Goebbels para plantearle el plan de enlace entre Hitler y Pilar. Éste es el relato de la reunión, según el propio Giménez:

“-Y, ¿cuál sería la candidata a emperatriz?, preguntó Magda de Goebbels.

-Sólo podría ser una. En la línea de princesas hispanas como Ingunda y Brunequilda y Gelesvinta y Eugenia…Sólo una, por su limpieza de sangre, por su profunda fe católica, y, sobre todo, porque arrastraría a todas las juventudes españolas: ¡la hermana de José Antonio Primo de Rivera!…

Nada respondió Magda. De pronto, sus ojos se humedecieron. Y tomó mis manos y las estrechó. Y, en voz muy baja, me dijo así:

-Su visión es extraordinaria…Su misión también… Y además, audaz, valiente y concreta…

Calló de nuevo para proseguir:

-Mi marido está encantado con usted. Y el Führer desea conocerle. Yo les hablé de esto que ahora vuelve a proponerme de esta manera ya concreta y certeramente personificada. Y que sería posible.

-¿Sería posible? ¿Sería posible? ¡Madga!”

Finalmente con el desenlace de la Segunda Guerra Mundial todo plan en ese y cualquier otro sentido respecto de Alemania, quedó abandonado.

Pilar fue la fundadora de la Sección Femenina de la Falange, y como tal realizó una amplia campaña de difusión de su organización en la América Hispánica. Visitó Quito en por los menos dos ocasiones, en 1949 y en 1953.

En 1949 como señala en sus memorias realizó un recorrido cultural por Hispanoamérica, con los Coros y Danzas de la Sección Femenina de la Falange Española (foto).

Recuerda Pilar:

“Los presidentes nos recibían todos y aprovechábamos para ponernos en contacto con grupos de mujeres que, más o menos, pretendían lo mismo que nosotras queríamos para España. Estuvimos en Quito… En todas partes explicaba yo lo que hacía la Sección Femenina: nuestros servicios, escuelas, procedimientos para hacer mayor la eficacia y nuestra fidelidad a los principios políticos de José Antonio.”

Por segunda ocasión visitó Pilar Primo de Rivera la capital de la República del Ecuador en 1953. El día miércoles, 2 de Diciembre de ese año, miembros del Instituto Ecuatoriano de Cultura Hispánica y del Círculo Femenino Hispánico de Quito, la recibieron en su seno como Jefe de la Organización de Servicio Social de España, estando acompañada de María Victoria Eiroa, su ayudante. Brindaron con champaña de por medio y a las 20h30 de ese mismo día, un grupo de socios y amigos, incluyendo a la plana mayor de Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana, les ofrecieron una cena en el hotel Colón.

seccion Femenina

El mejor recuerdo de estas visitas es ésta imagen: Histórica fotografía del desfile protagonizado por los Coros y Danzas de la Sección Femenina de la Falange Española encabezados por su líder, Pilar Primo de Rivera , durante su primera visita a Quito en 1949. Notable la concurrencia masiva del público quiteño. Por los trajes y las gaitas asumo que son coros y danzas gallegos o astures. Me ha sido imposible localizar la calle de esta toma (¿Olmedo y Guayaquil?).



Libertad
julio 15, 2015, 1:11 pm
Filed under: Francisco sin tierra | Etiquetas:

libertad



El uno y el infinito
julio 11, 2015, 2:07 pm
Filed under: Filosofía | Etiquetas:

alquimia2

La vía es personal, señores. Olvídense de todo lo que no sea eso.

La trascendencia colectiva no existe.

El principio de individuación recoge los saberes más profundos del espíritu.

La práctica de la virtus es experimental y propia de la individualidad.