coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

seguimos-construyendo-la-destruccion-del-futuro

Casi todos ustedes son culpables, criminales y condenados por anticipado.

Lo que se llama humanidad no parece en modo alguno tomar el camino de la recuperación, de la rectificación hacia un modo de vida acorde a su propia naturaleza y a la Naturaleza, ni hablemos de un Orden superior.

Las facciones políticas, religiosas, intelectuales, democráticas de todos los colores, expulsan cada vez más el veneno de la irrealidad.

La subversión gangrena el mundo y se esparce por cada rincón del planeta donde habita lo que se ha llamado humanidad y entonces los hombres empezamos a meditar sobe el fin de este mundo, de este ciclo, de esta era.

Los que han matado, asesinado, robado, violado, secuestrado, abusado son los menos culpables. Robar, violar, secuestrar, matar a su padre, a su madre, a sus vecinos, exterminar millones y millones de seres humanos son crímenes, pero no pecados mortales para el Hombre que puede fácilmente recuperarse y soportar las peores sangrías.

Porque están los otros, la mayoría de ustedes, aquellos que se creen inocentes y que, en realidad, son los sepultureros de nuestra civilización.

Embrutecerse voluntariamente con sustancias de todo tipo, es decir alterar a propósito su salud y la de su descendencia, recargar el presupuesto de la Salud de los Estados, privar a la sociedad de un elemento sano y fatalmente procrear niños disminuidos, incluso tarados, que la comunidad sana deberá mantener y soportar a costa de la moral de los débiles, a título puramente oneroso, es un crimen inexpiable  que destruye irreversiblemente el potencial vital del Hombre.

El más abominable de los asesinos es  menos criminal  que el “buen hombre” (el burgués gentilhombre) débil física, mental y espiritualmente.

Aquellos embriagados de materia, de exceso consumista, que han infectado a sus propios hijos.

Aquellos -la multitud infinitamente finita- que han comido demasiado y que, desmejorando también y más todavía su capital genético, han sacrificado a sus genes con hijos obsesos o miopes, retardados o deficientes mentales, minusválidos o subnormales.

Aquellos que han subvertido a la juventud dándoles todo en abundancia, sin restricción, sin esfuerzo, sin preparación para los duros enfrentamientos con la vida, con el ahora y con lo que vendrá.

El más criminal de los hombres es aquel que ha dado a su vástago de dieciséis años la moto o el carro en el que soñaba y que no se merecía.

Aquellos que han oprimido a los trabajadores y los que han oprimido a los patronos.

Aquellos que han sido unos ricos egoístas.

Aquellos que han sido unos pobres impertinentes, sin abnegación y tan abusivos como los afortunados.

Aquellos que son inteligentes y que agudizan sus neuronas con fines subversivos.

Aquellos que no son inteligentes y que viven, beben, comen, votan, hablan y discurren como si fuesen inteligentes.

Aquellos que viven tan sólo en la medida del éxito o del fracaso, sin honor.

En resumen, ¿quieres conocer a uno de los peores criminales de todos los tiempos? Toma un espejo y apunta a tu rostro.

Esta granada mal hecha es un chapucero que va a estallar.

La Inteligencia Superior que gobierna al Cosmos sabe como arreglar estos crímenes: Tabula rasa, contigo y sin ti.

¡OM NAMAHA SHIVAYA!

Quino_Crisis_económica02


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: