coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


EL ODIO, LA MENTIRA Y EL EGO COMO BASES DE LA SOCIEDAD ECUATORIANA MODERNA
octubre 7, 2015, 11:20 am
Filed under: Francisco sin tierra, Sigue tu corazón | Etiquetas:

EL ODIO, LA MENTIRA Y EL EGO COMO BASES DE LA SOCIEDAD ECUATORIANA MODERNA

Nacemos y nos enseñan a odiarnos, a odiar lo que somos biológica y espiritualmente, a odiar nuestros orígenes, a odiar al padre biológico, cultural y arquetípico por “violador” y a odiar a la madre mítica por “ofrecida”, por haberse “dejado violar”, por no haber sido lo suficientemente orgullosa -egocéntrica- y “heroica” para preferir la muerte al coito -supremo acto de amor- con el conquistador; y así, como no puede ser de otra manera, a odiar al hermano.

Después la educación formal nos enseña mentiras, nos enseña de cosas que nunca fueron y de que nunca podrán ser, nos enseña de una libertad figurada, de una igualdad quimérica, de una hermandad agujereada como la tela vieja.

Ya sueltos en el mundo, surgen las corazas para defenderse de los dos primeros traumas, y así lo bio-político-socio-histórico se extrapola a lo personal-familiar primero y a lo común (social) desde los complejos después, a la admiración y la fascinación con y por el otro en lo individual y colectivo (el vecino tiene más y mejores cosas/el primer mundo es mejor). La más fuerte y engañosa de esas corazas es el ego, el ego del mí –esto es mío- que suprime al Yo –Yo soy-, el ego del que merezco que los demás odien, mientan (la mentira como Modus Vivendi) y sufran como yo, sufran como yo al no aceptarme como quien y lo que soy.

Se enfrentan el ser contra el tener, no se esucha: “YO SOY”, se adolece del “YO TENGO”.

Entonces, los vicios ajenos se adoptan como virtudes propias: orgullo (ego), vanidad, envidia (lujuria por entretenimiento), superficialidad, pasión (deseo), pasión por la ganancia y por el poder (deseo de poseer personas y cosas), estupidez (prejuicio), agresión (odio), la circunspección calculadora, el fanatismo por el trabajo, el respeto a las convenciones y a las imposiciones sociales. En resumen, tres máscaras que no permiten avanzar ni a las personalidades ni al conjunto.

¿Qué hacer? ¿Cómo arreglar las cosas? ¿Cómo sanarnos?

La respuesta es sencilla, anda desnuda y se defiende sola: AMAR. AMAR MÁS CADA VEZ MÁS.

El ego, en especial el de las mujeres ecuatorianas (madres, esposas, hermanas, hijas, novias y amigas) es la respuesta ante el caos interno y externo producto del odio y de la mentira, ante el caos que el hombre ecuatoriano (padres, esposos, hermanos, hijos, novios y amigos) es incapaz de reaccionar, mucho menos de actuar. Y con ego de por medio el amor no puede florecer.

Vocación por el amor y no afición por el trauma del odio.

Vocación por la verdad y no inclinación al complejo de la mentira.

Vocación por uno mismo y no afirmación en el otro.

Ser ustedes mismos, conocerse a ustedes mismos, amarse a ustedes mismos, he ahí la solución.

El amor es la respuesta a todo. Éste comienza por el amor a uno mismo.

Y hay un amor más grande, que quiere que hagamos, que hagamos cosas grandes.

Simurg


2 comentarios so far
Deja un comentario

Excelente artigo!!!🙂

Comentario por Maura Rocha.

Genial.

Comentario por Christian Gabriel Burbano




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: