coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


Ciudadano de otra ciudad
febrero 6, 2016, 8:04 pm
Filed under: cuando la muerte te traiciona, Uncategorized | Etiquetas:

Siempre, desde que tengo uso de memoria y conciencia, desde mi más tierna infancia, experimenté la soledad y la separación que es la condición humana de forma radical y casi total -con y en sus honrosísimas, contadísimas y gratificantes excepciones-, sintiendo ser extranjero en este planeta. El comportamiento y las motivaciones de “nuestra” sociedad, sus valores, sus instituciones, sus medios y fines son desconcertantes e ilógicos para mí. Soy reacio a involucrarme en las instituciones de la sociedad, por esto mismo. Lo que para mí es claro como el agua, para casi todos los demás, para la sociedad es oscuro como la noche, y lo que para ellos es prístino como una joya, para mí es repulsivo como el detrito. Pero, pero, pero… Pero aunque no entiendo a quienes me rodean, me importan, aunque me paro en la vereda de enfrente para observar y ser un espectador, la humanidad caída me duele, así como me duele mi propia existencia en esta condición humana siempre ajena e inexplicable de y para mí.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: