coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


Invitación – Reflexiones sobre el 28 de enero de 1912

La Sociedad de Estudios Históricos del Ecuador se complace en invitarles al conversatorio “Reflexiones sobre el 28 de enero de 1912” a realizarse el día 13 de marzo. 

Este evento, inicialmente previsto para el 9 de febrero, tuvo que suspenderse por la repentina muerte del notable historiador y director emérito de la ANH, Dr. Jorge Salvador Lara. Sólo ahora hemos podido reprogramarlo.

Este conversatorio contará con la presencia del Dr. Carlos Freile Granizo. Nuestro segundo invitado está por confirmarnos su asistencia, sin que esto afecte la realización de este. Esperamos contar con su asistencia y con sus inquietudes que aportarán a la discusión.

Se ofrecerá un vino de honor

Lugar: Academia Nacional de Historia. Auditorio “Manuel de Guzmán Polanco” – Seis de Diciembre y Roca esquina-.
Fecha: Martes 13 de marzo del 2012
Hora: 16:30

Puede unirse al evento en facebook dando click aquí:  http://on.fb.me/zO78hN



Acciones y reacciones : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo

Acciones y reacciones : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo.

OPINIÓN

Acciones y reacciones

Sábado, 11 de Febrero de 2012

Por : Carlos Freile Granizo

En las últimas semanas he escrito algunas columnas sobre el ‘Mito de Alfaro’. Como nunca antes, han merecido abundantes respuestas. En honor a la verdad debo señalar que de cada cinco comentarios, cuatro han sido favorables. Los lectores me han animado a seguir escribiendo, han aportado nuevos datos sobre el mito, me han felicitado, agradecido y expresado su solidaridad.

Aquellos que, con todo derecho, han manifestado su disconformidad no han rebatido mis afirmaciones con nuevos datos o interpretaciones distintas, se han limitado a repetir lugares comunes como “Alfaro ya está en la memoria de los ecuatorianos como el mejor ecuatoriano y nada podrá cambiar eso”; otros me endilgan el ser descendiente de Carlos Freile Zaldumbide, lo cual no es verdad, con lo que pretenden quitarme credibilidad; la mayoría se limita a aplicarme epítetos: “sesgado”, “derechista”, “reaccionario”, “conservador”….

De inmediato surge la pregunta: ¿Por qué esa incapacidad de dialogar con quien piensa distinto? Más allá de la figura de Alfaro, con sus aciertos y desaciertos, es evidente que en el Ecuador se ha construido una memoria social acorde con una sola línea de pensamiento. Aquello mismo de que se acusaba a los regímenes anteriores ha sido el eje de la educación: la imposición de una visión de la Historia sin la posibilidad de disentir.

Generaciones de ecuatorianos han sido víctimas del pensamiento único, lo cual es grave, pero más grave es la convicción de la propia infalibilidad, la actitud de quien ve en cualquier pensamiento diferente una agresión o una impertinencia. Si realmente respetamos la verdad y deseamos verla brillar en la mente de las nuevas generaciones, es nuestra obligación aceptar otras versiones, cotejarlas con la nuestra, analizarlas todas con honradez. La imposición del pensamiento único es el primer paso firme del autoritarismo.

Presento mi respetuoso reconocimiento a los personeros de La Hora, pues nunca me han impedido expresar mis opiniones, sin importarles las diferencias con las suyas. “A tout seigneur, tout honneur”.

cfreile@lahora.com.ec


Invitación.

La SOCIEDAD DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DEL ECUADOR tiene el honor de invitarle al conversatorio con el tema: “Reflexiones sobre el 28 de enero de 1912”, con la participación de los doctores Carlos Freile Granizo y Juan Paz y Miño.

Lugar: Academia Nacional de Historia. Auditorio “Manuel de Guzmán Polanco” – Seis de Diciembre y Roca esquina-.
Fecha: Jueves 9 de febrero del 2012
Hora: 16:00

Puede unirse al evento en facebook dando click aquí: http://on.fb.me/AeI4On

Amigos: Esta actividad queda suspendida hasta nuevo aviso por duelo, debido a la muerte de Jorge Salvador Lara, Director Vitalicio Honorario de la Academia Nacional de Historia del Ecuador.

Actualización 2012-03-08: La actividad ha sido reprogramada para el próximo martes 13 de marzo: INVITACIÓN – REFLEXIONES SOBRE EL 28 DE ENERO DE 1912



El asesinato de Alfaro : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo

El asesinato de Alfaro : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo.

El asesinato de Alfaro

Por : Carlos Freile Granizo

Sábado, 28 de Enero de 2012

Diversas voces se han levantado en estos días del centenario del horroroso asesinato de Eloy Alfaro para convencernos de que los responsables fueron los periódicos, los oligarcas y el clero. Una equivocada visión de la Historia pretende que la masa no es capaz de actuar sin ocultas manos que la dirijan hacia la irracionalidad y el crimen. Se ha acusado al Gobierno en ejercicio de ordenar el traslado de los golpistas presos de Guayaquil a Quito, lo cierto es que el Presidente envió un telegrama al Gral. Navarro el 25 de enero en el que exigía que se tomen todas las precauciones en defensa de los presos y se los juzgue en Guayaquil. ¿Por qué los trajeron a Quito?

Navarro comunicó el crimen contra Montero e informó que no podía garantizar la seguridad de los presos. Los envió a la capital en contra de las órdenes del Gobierno, el cual dispuso su retorno desde Huigra al Puerto. No pudo ser: la tropa se negó a regresar. Durante todo el viaje la escolta se vio obligada a repeler los ataques de las pobladas. Lo mismo sucedió en Quito, a pesar de que no entraron por Chimbacalle. ¿Por qué tanta saña popular?

Como dice un folleto de la época: “por los inhumanos asesinatos de Guillén, Maldonado, Moscoso, Larrea, Jiménez, Lasso, Salvador Martínez, Zurita, el Comandante Sánchez y sus dos compañeros… el Capitán Santana y los sargentos fusilados… Vásconez, Carlos Valencia y sus compañeros… Vega, Vivar, Tello, Terán… los fusilamientos de Sabana Grande, la salvaje matanza de mujeres en Penipe, las víctimas de Cabras y Guangoloma…” Menciona a los desorejados y enumera algunos torturados… Concluye: “El régimen alfarista había causado a los derechos individuales y políticos de los ecuatorianos tantos y tales atropellos, con un largo séquito de luto, lágrimas, miseria y deshonra, que originaron la sanción del 28…”

¿Hacía falta un complot siniestro? Enseña Pierre Vilar: “La Historia está hecha de lo que unos quisieran olvidar y de lo que otros no pueden olvidar. Es tarea del historiador averiguar el porqué de lo uno y de lo otro”. Obligatorio recordar.

cfreile@lahora.com.ec

Enlaces relacionados:



El mito de Alfaro (IV) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo

El mito de Alfaro (IV) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo.

Sábado, 21 de Enero de 2012


Por : Carlos Freile Granizo

Mucho se habla del aporte de los gobiernos alfaristas a la educación nacional. Una de sus innovaciones habría sido el declarar que la educación primaria debía ser obligatoria, gratuita y  laica. La novedad estaba en el tercer punto, pues ya en 1871 García Moreno había decretado los dos primeros, lo que fue confirmado en 1883. El laicismo en sí contiene elementos muy positivos, tanto a nivel de las competencias del Estado como en los fundamentos de la educación.

En lo primero: fue enormemente beneficiosa la separación del Estado y de la Iglesia, no lo fue que se desatase una auténtica persecución, con destierros y asesinatos o que se pretendiera controlar a la Iglesia con la arcaica Ley de Patronato, tampoco que se desterrara a religiosos dedicados a la enseñanza de las clases más pobres.

En lo segundo: en nuestro país no se estableció un auténtico laicismo, pues éste significa respeto a todas las religiones, creencias y visiones del mundo. Aquí se persiguió a una religión: la católica, las pruebas son innumerables e irrefutables. También se violó, y se sigue violando con contumacia, el derecho natural de los padres a educar a sus hijos de acuerdo a sus propios criterios, no conforme a dictados de funcionarios estatales autoproclamados portadores de la “luz”.

Hubo otra muestra de falta de respeto al pensamiento ajeno, obrada por personas que enarbolaban la bandera de la tolerancia sin restricciones, ella fue el incendio de unas nueve bibliotecas de colegios y seminarios católicos, como lo testimonia un escritor de esa época, Julio María Matovelle, y lo cuenta el gran historiador Luis Robalino Dávila (sin contar el incendio parcial de la Biblioteca y Archivo de la Curia Arzobispal de Quito y el fusilamiento de un cuadro del Sagrado Corazón).

Frente a la campaña tendiente a convertir a Alfaro en la suma de todos los bienes, es indispensable enfocar asuntos dejados en la sombra aunque aparezcan resentidos ávidos de silencio. Ya lo dijo Orwell: “El hombre verdaderamente libre es el que dice lo que los demás no quieren oír”. Obligatorio recordar.

cfreile@lahora.com.ec
Enlaces relacionados:



El mito de Alfaro (III) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo

El mito de Alfaro (III) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo.

Sábado, 14 de Enero de 2012

Por : Carlos Freile Granizo

Las dos joyas de la corona de Alfaro fueron el Ferrocarril y el laicismo (sobre el que volveré). Se suele olvidar, sobre todo en los textos escolares, que la difícil y formidable obra del tren fue iniciada por García Moreno y continuada por los gobiernos progresistas. Nadie puede negar el impulso dado por Alfaro para finalizar el proyecto, pero tampoco su apoyo desmesurado a Archer Harman, en perjuicio de los intereses nacionales.

Uno de los más acreditados especialistas en el tema, John E. Uggen, escribió un texto estremecedor, en cuyas primeras líneas se lee: “Cuando Archer Harman falleció, era el accionista principal del Ferrocarril del Sur. Cómo llegó a ser el propietario del Ferrocarril es uno de los capítulos más interesantes de toda la historia del Ferrocarril ecuatoriano.  Este ensayo tratará de demostrar como Harman convirtió su inversión inicial de una acción de cien dólares en la Guayaquil and Quito Railway Company en 1897 en 59.069 acciones de 5,6 millones de dólares a su muerte en octubre de 1911”.

Paradoja nunca aclarada: el Estado ecuatoriano pagó a Harman ingentes cantidades de dinero y por ello quedó muy endeudado, como reconocen todos los historiadores, sin embargo, al final de la construcción, el Ferrocarril pertenecía en gran parte a…. Harman.

Franklin Cepeda A., estudioso del tema, nos informa que en 1900 hubo un tremendo derrumbe en Guamote: “Alfaro, en afán de salvar el proyecto, entrega a la Compañía una fuerte cantidad de dinero obviando toda fórmula legal”. Según el contrato, el tren debió llegar a Quito en 1907, esto sucedió en 1908, por lo cual la empresa debía pasar a poder estatal, pero Alfaro apoyó a Harman y la propiedad del Ferrocarril continuó en sus manos.

Para mayor extrañeza, en 1911 una comisión de alto nivel determinó que no se habían cumplido las condiciones del contrato. De hecho se habían usado partes de la carretera nacional como terraplenes para los rieles (lo dice Luis Robalino Dávila), además de otras cosillas. Curiosamente, Alfaro y Harman eran hermanos masones. Obligatorio recordar.

cfreile@lahora.com.ec
Enlaces relacionados:
HASTA “ALFARO HONRÓ A GARCÍA MORENO”
ALFARO: LA MASA PEDÍA SU SANGRE. HISTORIA SECRETA DE AMÉRICA -18-
¿SABÍAS ESTO DE ELOY ALFARO, “EL MEJOR ECUATORIANO”?


El mito de Alfaro (II) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo

El mito de Alfaro (II) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo.

Sábado, 7 de Enero de 2012

Por : Carlos Freile Granizo

Hace pocos días un historiador áulico alababa a Eloy Alfaro por su “defensa de los derechos humanos”. Alabanza que refleja otro mito. Ya en la campaña de la Restauración en 1883, en la Costa, mandó fusilar a decenas de personas por el delito de no estar de acuerdo con él o por oponerse a la requisa de acémilas, reses y alimentos, justificó tales excesos con “que es principio admitido por todas las naciones civilizadas, el que la guerra viva de la guerra”. Olvidaba que los campesinos costeños no eran sus enemigos, sino el dictador Veintemilla, a quien había apoyado con anterioridad.

Ya en el poder, Alfaro no escatimó método alguno para reprimir a sus opositores con desprecio absoluto de las libertades ciudadanas y de los derechos naturales. Son de sobra conocidas las torturas administradas a los presos políticos y a los periodistas disidentes: “Cepo Pérez”, “Trapiche Franco”, baños de agua helada… Todos conocían a los vencidos desorejados después de alguna batalla, nadie ignoraba el fusilamiento de soldados participantes en un frustrado golpe contra él, escogidos por sorteo; sin fórmula de juicio y con el agravante de que la pena de muerte ya estaba abolida en el Ecuador, igual el de Tello y cien más. Varias familias lloraron a los estudiantes universitarios asesinados por pedir libertad de sufragio en manifestación pacífica (1907).

El número de desterrados y confinados alcanzaba cotas nunca vistas. Para qué hablar de las imprentas destruidas y “empastadas”, de las calumnias contra los opositores, de las campañas de desprestigio en la prensa adicta. Cedo la palabra a un contemporáneo de Alfaro, Ricardo Cornejo, el 27 de junio de 1911: “… sean largos o cortos los días que queden de vida al Caudillo de Enero y de Junio, seguirá influyendo siniestramente en la política del Ecuador; más todavía: se nos imagina que hasta después de un siglo de su muerte, se hará sentir el fatal influjo de aquel personaje en la suerte de las generaciones futuras. Las obras del mal son mucho más largas y duraderas que las del bien”. Obligatorio recordar.

cfreile@lahora.com.ec