coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


García Moreno, en tres versiones

A la historia no la hay que rechazar ni defenderla, hay que asumirla. Como país estamos (o deberíamos estar) llegando a una madurez socio-política-histórica, dejando el maniqueísmo a un lado y comprendiendo que el Ecuador es resultado del aporte de muchos, esencialmente de su pueblo, representado en sus grandes hombres, comprendiendo que García Moreno y Alfaro fueron grandes hombres y grandes ecuatorianos. La Patria no debe enemistarlos, debe honrarlos.

Diario El Comercio publicó el día de ayer -en su versión impresa y digital-, sábado 29 de diciembre de 2012, la nota “García Moreno, en tres versiones” que comparto en el enlace: http://www.elcomercio.com/cultura/personaje-Gabriel_Garcia_Moreno-historia_0_837516262.html ; es evidente lo parcializado de la misma, en todo caso es sumamente llamativo que la mayor parte de esta se refiera al libro que edité en conjunto con la Fundación Jesús de la Misericordia durante este año, por primera vez en Ecuador: “Vida de don Gabriel García Moreno” del argentino Manuel Gálvez, y aún así, ni siquiera se me nombra.

ggm_tresversiones_elcomercio

Es lamentable que el articulista desconozca historia y se ponga a escribir sobre ella, un dato lo demuestra: Santiago Estrella Garcés, el periodista, dice de García Moreno: “Era un “tiranuelo” –así lo llamaba Juan Montalvo”, afirma; Montalvo no llamaba “tiranuelo” a García Moreno, el literato ambateño sentenció lo siguiente del “loco”; en su “Ensayo Joya Literaria” afirma: “Para lo que ha sucedido en el Ecuador después de la muerte de García Moreno, yo de buena gana le hubiera dejado la vida al GRAN TIRANO (así, “gran tirano”, no “tiranuelo”)… de buena gana”. En el “Desperezo del Regenerador” se encuentra: “¡García Moreno! ¡Qué hombre! Este sí: ¡qué Hombre! (Hombre con mayúscula y entre signos de admiración, lo que para quienes conocemos y hemos leído la pluma de Montalvo, sabemos que es un elogio extremo) ¡Nacido para grande hombre, sujeto de grande inteligencia, tirano sabio, jayán de valor y arrojo increíbles, invencionero, ardidoso, rico en arbitrios y expedientes, imaginación socorrida, voluntad fuerte, ímpetu vencedor”. Finalmente dirá: “tirano excelso, con toda la excelsitud de su grandeza. Talento, saber, honradez, valor, energía inquebrantable de carácter, suyos son. No tuvo precedente en América”.

Para finalizar, vale decir que el libro de Juan Ortiz García ni siquiera vale ser comentado como historia, puesto que es una novela fantasiosa, producto de un resentimiento familiar que hasta el día de hoy persiste en el autor y donde se reflejan las mentiras inventadas en torno a García Moreno décadas después de su muerte. Ortiz olvida lo que uno de los personajes de su novela dijo de García Moreno -lo que no evita que le haga decir lo que nunca dijo-: El Dr. Luis Felipe Borja. Aun siendo hijo de una de las principales víctimas, y enemigo él mismo de García Moreno, sin embargo afirmó: “Uds. saben de quién soy yo hijo y cuáles son mis ideas (liberal-radical). Pues, si para bien de la Patria, me fuera a mí dado resucitar a alguno de nuestros próceres para que la volviera a regenerar, no a otro resucitara que a García Moreno.”

¡Más historia y menos periodismo desinformador!

Francisco Núñez del Arco



Hasta “Alfaro honró a García Moreno”

Hasta “Alfaro honró a García Moreno”

“El ferrocarril es una de las grandes obras de Alfaro”… su mismo ídolo Alfaro los desmiente. Este va a ser un mes alfarista como ningún otro y debido a la insistencia en señalar a Alfaro como iniciador y único constructor del tren en el país… dedico estas líneas a quienes aún creen en mitos:

“El 25 de Junio de 1908, se puso el matasello a una emisión especial de estampillas. Hoy, una muestra se conserva en el Museo Numismático del Banco Central. Ahí, Alfaro rindió homenaje a Gabriel García Moreno (su mayor enemigo, según el mismo Alfaro), quien comenzó la construcción del tren. Los otros personajes en las estampas eran el mismo Alfaro, el constructor Archer Harman, el financista James Sivewright y el ministro del Interior, Abelardo Moncayo, explica Carlos Iza Terán, cuarador del museo. También se emitió uan estampilla con la figura de la locomotora nro. 8 y otra con un paisaje andino.”

Fuente: Diario “El Comercio” de  Quito, domingo 22 de Junio del 2008, edición impresa de la revista “Siete Días”, pág. 5.



REDADAS CONTRA CHULQUEROS.

Me acaban de informar -apenas hoy y debido a que no leo periódicos impresos- que publicaron la siguiente carta de mi autoría en el diario El Comercio de Quito del pasado día domingo 11 de septiembre de 2011 -no he podido encontrar su versión digital en la web de El Comercio-; procedo a reproducirla acá en este mi medio de expresión privado y público a la vez –sin por eso arrepentirme de lo expresado en mis posts anteriores y relacionados: DOS OPINIONES y DE MARQUESES, REPRESIÓN Y CAUDILLOS. HISTORIA SECRETA DE AMÉRICA -3-:

REDADAS CONTRA CHULQUEROS (USUREROS)

 

Cartas a la dirección – DIARIO EL COMERCIO

 

Caen los más buscados, magnífico.  Entusiasmo generan hachazos a otras especies de pillos: las del chulco, del enriquecimiento ilícito y la defraudación, entre otras. Extendamos, entonces, lo que incentiva la pesca. Hubo – en décadas pasadas – un 25% de lo que el Estado recaudaba. Se recompensaba, así, una vez que se comprobaba el delito, al que denunciaba.
Conozco casos de gente que podría denunciar, poner a las autoridades sobre la pista.  Se afirma que no hay incentivo – que hace años, algún gobierno anterior, lo borró – el factor que anima al que puede correr riesgos, frente a los usureros, por ejemplo –  y que, sin estímulo, ¿para qué?.  Creo urgente – y en plan de que se multipliquen las recaudaciones fiscales – que se restaure el 25%. ¡Buena gimnasia para los policías!: cargarán en camiones a los malhechores.  Los chulqueros verán la suerte de colegas mientras tiemblan por su turno.

 

Atentamente,

Francisco Núñez Proaño


Dos opiniones.

Hace un tiempo tenía la mala costumbre de querer expresar mi opinión libremente como lo consagra la Constitución y los Derechos Humano y demás instrumentos internacionales a través de los medios de expresión masivos como los diarios… claro está dada la “completa” abertura que tenía en ellos… tan solo me publicaron un par de cartas y nada más… en este post publico dos cartas dirigidas a EL COMERCIO que nunca fueron publicadas y que antes de que caigan en el olvido prefiero colgarlas y difundirlas ahora libremente en mi blog (claro está para quien quiera leerlas, nadie está obligado):

Arte urbano en Quito. Lugar: Plaza Churchill

Enviada el 11 de febrero de 2010:

Churchill, Dresde y Quito.

Señor director:

Este Sábado 13 de Febrero se conmemoran los 65 años de uno de los crímenes más brutales de la historia de la humanidad: el bombardeo de la ciudad Alemana de Dresde, ciudad abierta, denominada entonces por la Cruz Roja Internacional como “ciudad hospital” sin ningún tipo de protección u objetivo militar, y en la que murieron en unos pocos minutos mas de 150 mil personas (cifras oficiales) de 30 países diferentes, mismas que  se habían refugiado en esta ciudad abierta.

El reconocido historiador alemán (Doctor Honoris Causa de la Universidad de Ámsterdam) Jörg Friedrich en su obra “El Incendio” (Editorial Taurus, México, 2005, pp. 343 y siguientes) nos dice sobre este bombardeo: “Esta fue por otra parte la versión moderada de los ataques bacteriológicos y con gas que Churchill pretendía ejecutar en 60 ciudades alemanas… La ciudad sobre la que se desató el Thunderclap estaba bien retirada y era tan insignificante para esta guerra que había sido ignorada durante cuatro años y medio… El plan de exterminio forjado… se convirtió en un arma efectiva… A diferencia de lo sucedido en Hamburgo o en Kassel, a partir de entonces las operaciones con número de muertos de cinco cifras se provocaban intencionadamente… El ataque número uno caza a las personas en los refugios. El ataque número dos les quita protección y los abandona. La capacidad de protección de los sótanos se agota a las dos horas. Bajo un barrio ardiendo, los sótanos no pueden preservar la vida durante más tiempo, y aquel que se vuelve a refugiar bajo tierra después de segundo ataque seguramente no saldrá nunca. Los que intentan protegerse al aire libre, también fracasan, como ocurrió con los que buscaron el amparo del Gran Jardín de Dresde. Esta es la lógica del procedimiento del exterminio masivo.”

Sigue leyendo