coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


Quitensis gebellinarum Ars.

Quitensis gebellinarum Ars.

(Arte gibelino quiteño)

“…güelfo o (del partido popular arrimado al Pontífice y portaestandarte de las “libertades” comunales)… los gibelinos, que sostenían, a la sombra del emperador, del Sacro Imperio Romano, el ideal de una federación italiana, que por alianza del Pontificado y el Imperio, mantuviese la supremacía de Italia en las naciones de occidente y quizás en el mundo.”

-Remigio Crespo Toral

Gibelinos:

1)  La Real Academia Española de la Lengua en su diccionario los define así: 1. adj. Partidario de los emperadores de Alemania, en la Edad Media, contra los güelfos, defensores de los papas.

2)  La Enciclopedia Católica nos dice de estos: Los príncipes de la casa Hohenstaufen opuestos permanentemente al papado y los términos Güelfo y Gibelino se tomaron el significado de “ a favor de la iglesia ”(Güelfo) y “a favor del imperio” (Gibelino). Los Güelfos formaban el partido republicano, comercial, burgués, de la ciudades italianas, cuyo crecimiento era favorecido por el papa. Los Gibelinos representaban a la antigua nobleza feudal italiana, que en su mayoría eran descendientes de familias teutónicas llegadas a la península durante las invasiones germánicas y naturalmente miraban al emperador como protector contra las crecientes pretensiones de la ciudades. Pero está claro que esos nombres se adoptaron para designar partidos que de una forma u otras habían existido desde el fin del siglo XI.

3) Y las fuentes gibelinas del momento refieren que:

“Para la concepción gibelina  lo sagrado no es solo una dimensión propia del clero, hallable en los templos o en la esfera interior del hombre, sino un componente esencial de todo el contexto social. Los ritos no solo acciones domingueras, sino que toda la vida humana debe ser un rito constante y permanente; la tierra debe llegar a convertirse en una escala hacia el cielo y no ser simplemente un valle de lágrimas convertido en habitable.”

“El gibelinismo consistió en considerar que el concepto de hombre-imagen no era una simple abstracción o una realidad hallable en un futuro lejano e inasible, sino que se expresaba históricamente en la figura de un ser que, si bien poseedor de una forma humana, en verdad, en tanto expresión del Espíritu Santo, manifestaba en su forma más cabal en este mundo. Este era el Emperador o Caudillo.”

“De esta forma con el gibelinismo, lo divino adquiría una presencia plena y activa en el mundo, en primer término a través de un hombre que, en tanto personificación  más acabada de la imagen divina, a similitud de un Sol, la irradiaba y permitía así que todas las acciones sociales participasen de tal dimensión. El gobernante era reputado así pues principalmente como un pontífice, es decir, un hacedor de puentes entre este mundo y el otro mundo.” (Extraído de El Católico Gibelino, Ediciones Heracles, Buenos Aires, 1997)

Arte:

Por otro lado arte se considera generalmente a cualquier actividad o producto realizado por el ser humano con una finalidad estética o comunicativa, a través del cual se expresan ideas, emociones o, en general, una visión del mundo, mediante diversos recursos, como los plásticos, lingüísticos, sonoros o mixtos.

A continuación expongo una pequeña galería a manera de muestra del arte gibelino quiteño:

El Santo Grial, fruto de la sangre de Jesuscristo. Escuela quiteña. Siglo XVI. © de la imagen por Francisco Núñez Proaño.

Retrato de Fernando (el católico) de Aragón como Jesús. Anónimo. Barroco. Escuela quiteña. Siglo XVII. © de la imagen por Francisco Núñez Proaño.

Retrato de Isabel (la católica) de Castilla como Nuestra Señora La Antigua. Anónimo. Barroco. Escuela quiteña. Siglo XVII. © de la imagen por Francisco Núñez Proaño.

Ángel arcabucero quiteño en la esquina superior derecha del cuadro. El ángel arcabucero simboliza a la potencia protectora del Imperio en América. Escuela quiteña, siglo XVI. © de la imagen por Francisco Núñez Proaño.

Santiago (apóstol) mata independentistas. Anónimo quiteño. Siglo XIX. © de la imagen por Francisco Núñez Proaño.


2 comentarios so far
Deja un comentario

Hola Francisco
Es muy interesante leer tus publicaciones de Historia y Cultura de nuestro pais. Felicitaciones

Comentario por Paul Proaño




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: