coterraneus – el blog de Francisco Núñez del Arco Proaño


LA VERDAD SOBRE EL DICTADO DE RÍO DE JANEIRO, 29 DE ENERO DE 1942

LA VERDAD SOBRE EL DICTADO DE RÍO DE JANEIRO, 29 DE ENERO DE 1942:

En 1941 estalló el conflicto armado con el Perú, valiéndose de esta guerra los liberales, pero especialmente los comunistas y los aliadófilos nos llevaron al desastre como Nación. De una manera infudamentada, ridícula y hasta mal intencionada propia de mentes estrechas y simplistas de la calaña de los mencionados. Se asoció ficticiamente al Perú con el Eje (hasta se han escrito un par de libro sobre esto, ver “La Guerra de Conquista en América” de Pío Jaramillo Alvarado), los comunistas (Jean Meriguet, Enrique Gil Gilbert, etc.), los judíos emigrados (Beno Weiser, Max Wasserman) y sus aliados (Filemón Borja, Joaquín Gallegos Lara, etc.), decían y presionaban al gobierno con argumentos como que la invasión del sur del país era un símil de la invasión de Polonia democrática por Alemania dictatorial, que esta había sido orquestada por “el militarismo nipón” por el solo hecho de que había tropas de ese origen en las filas del ejército peruano y a pesar de que “desde enero de 1942 -fecha del Dictado de Río de Janeiro-, al mes siguiente del ataque de Japón a la base naval estadounidense de Pearl Harbour, Perú estuvo ya facilitando el arresto de miles de personas de origen japonés en su territorio”; que el Ecuador debía rechazar la invasión porque era una avanzada de la quintas columnas “nipo-nazi-fascistas”; y que por último por esta razón debía romper las relaciones con el Eje, ceder las bases militares de las Galápagos y Santa Elena a los Estados Unidos para la lucha contra estas “bestias” anti-democráticas, y a la vez pedían que se establecieran relaciones con la “democrática” Unión Soviética; finalmente fueron tan pérfidos los instigadores de esta política que bajo su presión y casi exclusiva responsabilidad junto al panamericanismo traidor y a los falsos ofrecimientos de los Estados Unidos se le obligó al Ecuador a aceptar el Dictado (Protocolo) de Río de Janeiro del 29 de Enero de 1942, que lo cercenaba de la mitad de nuestro territorio y prácticamente lo entregaba inerme a los totalitarios Estados Unidos de Norteamérica y al siempre servil Perú (el Estado y el gobierno, no la gente) “por un plato de lentejas”, soportando sus abusos, ocupando por muchos años el suelo patrio sin ningún beneficio para el Ecuador, más que el de haber contribuido con esto a la derrota de las potencias del Eje.

La dirigente comunista, Nela Martínez, afirmó que: “la aceptación del Tratado que legaliza la desmembración territorial no es fruto del azar. Es una consecuencia del sometimiento a la política continental de los Estados Unidos, que aprovechó entonces la coyuntura de las amenazas germano-niponas para imponer los llamados acuerdos del Protocolo”.

Política continental que por “ironías” de la vida esta misma mujer promulgaba e incitaba durante la II Guerra Mundial. La verdadera causa del Dictado de Río de Janeiro fue el de excluir al Ecuador del escenario internacional por su anterior y fuerte simpatía por las potencias Nacional Revolucionarias del Eje. Los tentáculos del mismo pulpo constrictor comuno-capitalista se habían posado sobre nuestro país.

¡Al fin el librerías!

¡Al fin el librerías!

De mi libro “El Ecuador y la Alemania Nazi”, ya a la venta en librerías.

En la imagen: Artículo de un periódico alemán refiriéndose a la guerra Perú-Ecuador de 1941: “Los intereses del dólar en el conflicto entre Perú y Ecuador. La intromisión de Estados Unidos.” Nótese el mapa de Ecuador, tal como constaba sin las modificaciones impuestas en Rio de Janeiro.

 Dollar Interessen um Peru und Ecuador. USA Einmischungen am laufenden Band.

Dollar Interessen um Peru und Ecuador. USA Einmischungen am laufenden Band.


4 comentarios so far
Deja un comentario

Su exposición me ha dejado realemente sorprendido. Mi interrogante al momento es ¿existe alguna relación entre lo narrado y las posiciones asumidas por Fujimori y Mahuad, para cerrar el conflicto?

Comentario por Edison Molina T.

Hi! My Great Grandfather was Colonel Filemon Borja. I am wondering what else you might know about him?

Comentario por Kelly

Hola Kelly, mi abuelo, Coronel Tobias Borja Suarez, fue hermano menor de tu bisabuelo Filemón Borja Suárez. Tengo algunas fotos e información que podría interesarte.
Saludos cordiales.

Comentario por Juan Carlos Borja Cevallos

Hola Juan Carlos Kelly y to Somos primas so si tu eres nieto de un hermano de mi bisabuelo significa que Tu y nosotros Somos familia. Me gustaria ver esas fotos y estar contacto con ustedes. Gracias mi nombre Es Blanca Borja busnieta de el
Coronel Filimon Borja Suarez

Comentario por Blanca




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: